Sitios para conocer - 19970

Internet es ciertamente un buen lugar para vivir las sexualidades minoritarias, protegidos por la pantalla del ordenador. Pero mucho mejor es poder compartir las pasiones con tus semejantes, en vivo y en un ambiente de total naturalidad, por ello unas sesenta personas, con paridad entre hombres y mujeres, se reunieron en un local de la capital de la Costa del Sol. Se animó a asistir, sabiendo que al menos iría a curiosear y si no le gustaba el ambiente se marcharía. A Charlie le gusta sobre todo el contacto físico con los pies: masajearlos, lamerlos, besarlos. Nacho descubrió que le gusta que le pisen. A Charlie, en cambio, no le llama la atención, el dolor no va conmigo.

10 comentarios

Aquatic cual sea tu caso, queremos que estés tranquilx. No… Sentir especial interés o preferir que una parte del cuerpo tenga una determinada forma, denial te convierte en un fetichista de esa parte del cuerpo. Pueden gustarte diferentes cosas sin que haya una inclinación sexual hacia ese objeto o parte del cuerpo. Los límites los pone la imaginación de cada uno: los pies, la lencería, los tatuajes, los zapatos de tacón…. Todo lo que implicase tener sexo para la obtención de placer estaba mal gastado y mal considerado. Rotundamente no.

Una visita a la fábrica de muñecas sexuales RealDoll [fotos]

Siendo de Madrid hasta la médula, denial puedo evitar que, de vez en cuando, salga la gata que feed en míesa que merodea con interés cada vez que algo le candela la atención. Tengo claro que perderé una de mis siete vidas porque me mató la curiosidad. Mi olfato por la singularidad me llevó a una conversación vía Instagram con un seguidor que quería mis zapatosal que, de broma, le había contestado que se los podía prestar una que peca de gata y de chistosa también. Cuando el susodicho me habló por privado para interesarse por el calzado supe que tenía que sacarle del error. Y calcetines usados.

MÁS LEÍDAS EN

Baza que ya hay incluso encuentros para reinvidicar las bondades de la diferencia erótica. Sucede con los pies poco recurrente: muchas personas afirman que les disgustan los que tienen y muchas otras no podrían vivir sin gozar en ellos. Un gusto que suele aparecer en la infancia, y denial sólo en los hombres.

179180181182183184185