Conocer otra gente Thrills

Una pareja se hace cariñitos durante un encuentro sexual. Sin embargo, hay veces en las que la potencia sin control no sirve de nada y este tipo de experimentos acaban por convertir lo que podría ser una noche de locura y desenfreno en un auténtico desastre. Una pareja manteniendo relaciones sexuales. Las preferencias de los hombres por el misionero y la vaquera coinciden también con los de las mujeres. Para los hombres, arrodillarse para poder realizar la carretilla puede ser una posición difícil de llevar a cabo y de mantener, apuntan los autores del trabajo. Por el contrario, en países como Italia, Suiza y Bélgica apuestan por la vaquera, y en Holanda, por el misionero. Así, sólo los usuarios de Polonia prefieren practicar sexo haciendo la cucharita. Pero no el 69 habitual, sino el que se realiza de pie, con las mujeres cabeza abajo y agarradas al cuello del hombre con las piernas. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web.

Descubre noticias para ti

Regístrate o inicia sesión para seguir tus temas favoritos. Tras 50 días de cuarentena, los colombianos han tenido que adaptarse a nuevos estilos de biografía. Para algunos, la cuarentena ha sido una oportunidad para reavivar sus amistades sexuales.

Solo nos debemos a ti

Sobre lo que no hay datos precisos es acerca de la cantidad y la frecuencia de las relaciones sexuales que es necesario practicar para adeudar, en este sentido, una vida plena. Así es como un equipo acicalado por investigadores de la Universidad Estatal de Florida y la Universidad de California, ambas de Estados Unidos, llegó a la conclusión de que adeudar sexo cada dos días constituye una clave para la unión y el bienestar de la pareja. Los investigadores analizaron dos estudios previos que involucraban datos de parejas de recién casados, y comprobaron que la satisfacción venéreo se mantiene en niveles elevados aun unas 48 horas después de acaecer tenido relaciones. Para referirse a esa duradera satisfacción posterior, los científicos utilizan la palabra afterglowque es el resplandor que puede todavía verse en el cielo después de la puesta de sol. Tener sexo cada dos días, entonces, impide que ese resplandor venéreo se apague. El trabajo, publicado hace algunas semanas en la revista especializada Psychological Science, constató también que, entre cuatro y seis meses después, las parejas que en promedio tuvieron amor cuatro días a la semana sentían una mayor satisfacción y bienestar en la relación que las que denial habían alcanzado esa cantidad. A finales deotro estudio había revelado algunas pautas de la relación entre sexo y bienestar.

EL ESPAÑOL

Las medidas de seguridad sanitarias han acción que nos encerremos en casa y que evitemos el contacto. Son raros estos días de confinamiento. Nuestra biografía sexual ha entrado en esta CuarentenaCoronavirus que cumple su primera semana. Seas madre, padre, novia, novio, amante o no tengas pareja, este encierro cambia nuestras expectativas, costumbres y hasta ganas. No salimos de casa.

¿Por qué los españoles prefieren a las latinas?

La mayoría de nosotros estamos preparados para lidiar con los cambios físicos obvios que son parte del crecimiento. Las niñas esperan que su pecho crezca y los niños esperan desarrollar musculatura. Algunas personas tienen una capa activist de grasa en el interior de su cuerpo que prepara al cuerpo para el proceso de crecimiento. En otros casos, este cambio es permanente. Algunas personas comen comidas sanas, hacen ejercicio y aun así ganan peso. Eventualmente, todo vuelve a su compensación y la mayoría de las personas se ajustan a la forma en que su nuevo cuerpo se siente y funciona. Uno de estos casos es el de Nikki.

73747576777879