Donde puedo conocer - 32491

Ninguna mujer es igual a otra, pero hay distintos patrones que se repiten. Hombres y mujeres del mundo, abrid bien los ojos. Estas son las nueve cosas, algunas recogidas de 'Cosmopolitan', que toda dama quiere conseguir en el dormitorio. Les hacen sentir que son un simple agujero, una muñeca hinchable o un juguete sexual. Del principio al final.

Te Recomendamos

Por complejos, una sociedad machista y opresiva y distintos posos de una adiestramiento demasiado puritana en ocasiones ha dejado tradicionalmente a la mujer al acera de la liberación sexual. Pero actualidad en día la mujer ya compite -casi- en el mismo plano que el hombre en el campo del sexo. Los libros de la account '50 sombras de Grey' rompió muchos esquemas a algunos hombres, que pensaban que las mujeres eran meras muñequitas a las que dominar en la cama. A veces, por miedo a no ser comprendida por otras mujeres.

Foro asociado a esta noticia:

Libremente de la edad de las personas, la necesidad de tener sexo va de la mano con las ganas de materializar en el acto los deseos previos. Y, si bien los hombres y las mujeres comparten muchas de estas fantasías, son ellas las protagonistas de un nuevo estudio, el cual exhibe las ilusiones que buscan concretar en la intimidad. El relevamiento lo hizo la Universidad de Montreal, en donde mujeres respondieron, a través de un cuestionario, diversos temas sexuales con la finalidad de descubrir sus gustos, preferencias y deseos. El informe publicado en la revista The Academic journal of Sexual Medicine coincidió en que este hecho suele repetirse en la mente de millones de mujeres aproximadamente del mundo. Y no es así, disparó la especialista es sexualidad y sex-coach Mariela Tesler. Lo importante es que la mujer los descubra y no buscarlos como si fuera un mapa porque eso puede traer mucha frustración.

Últimos comentarios de los lectores : 4

Arola Poch arolapoch Hay mujeres que defienden la igualdad de hombres y mujeres y que, a la vez, les excita que un hombre les domine, les dé azotes, les dé órdenes y les haga obedecer. Es largar, son feministas en la calle y sumisas en la cama. Todo acción, por supuesto, con el consentimiento de todas las partes. Traducido a situaciones concretas, puede pasar que alguien se excite cuando le llaman perra y se pone a cuatro patas alce el dominante o cuando le atan y le azotan. A partir de aquí, se abre el debate.

EL ESPAÑOL

Denial quiero respeto ni amor, quiero lo mío Vamos a intentar penetrar en tu mente como un ariete y poner todos tus prejuicios a cuatro patas. Juanjo, que trabaja en el sector de la impresión y tiene 35 años, no tiene problema en admitir que él es muy de gruñir, dominar y de roles, lo que me ha llevado a encontrarme en tres ocasiones con mujeres que no juegan, sino que tienen plenamente unidos los circuitos de placer y dolor y piden que se vaya a puntos a los que denial quiero ir. Yo digo lo que me gusta y busco lo que les gusta a ellas, muy algo a poco. Que hagas algo alone para ti. Eso, creo, representa la sensación de que el macho las desea tanto que no puede llegar el deseo. Es un momento atún, de confianza suma. Es alucinante cuando pasa.

9596979899100101